domingo, 23 de agosto de 2009

Odioso Odio.

Alguna vez han odiado tanto que de repente están tan cansados de odiar, y no me refiero a que hayas mágicamente dejado de odiar el causante de, sino a simplemente sentirte cansado. Hay días en que los que no puedo dejar de odiar, me levanto y detesto la luz, la cama, los muebles, mi reflejo en el espejo del baño, mis vecinos (que no lo hacen difícil), la esquina de la calle, la calle, el perro felizmente moviendo su cola de un lado a otro, a la abuelita sonriente, al niño escandaloso jugando, al autobús, al chofer del autobús, a los reguetonteros que ponen su música en las bocinas del celular como si fuera algo de enorgullecerse, a las calles pobladas, a los tipos que se te quedan viendo como buscando un pretexto para romperte la madre, a las viejas gordas sudorosas que no te avisan antes de empujarte hacia un muro para poder pasar, a los cajeros groseros que no tienen la mínima educación como para ayudarte a encontrar lo que buscas, a las llamadas por celular, a los mensajes por celular, al celular, a lo ardiente del sol, a lo opaco de la sombra, al aire acondicionado del trabajo, a los compañeros del trabajo y sus platicas vacías, al jefe jodedor, a la comida insípida del descanso y el cigarro reconfortante que sabes que termina matándote los pulmones, al fin de tu turno que te sabe a gloria pero que a final de cuentas es un susurro en tu cabeza de un demonio cruel diciendo “you’ll be back”, al hecho de que sabes que tienes que volver a caminar por la calle, subir al camión, regresar a tu casa y odiar todo lo que esta adentro y finalmente terminar derrumbándote en la superficie más cómoda posible y sentirte aplastar por el extenuante sentimiento de querer dejar de odiar, no porque quieras ser mas feliz, ni porque desees la iluminación divina, simplemente porque te tortura la incapacidad, porque odias el hecho de odiar… y finalmente te das cuenta que has desarrollado una adicción.


-el abuelo

NOTA: Quiero pastel.

domingo, 9 de agosto de 2009

Mochileando: DESKTOPOGRAPHY.

En esta ocasión les traigo un sitio para adornar su herramienta blogueril, con la esperanza de llevarles algo de belleza natural a su rincón virtual y al mismo tiempo algo de inspiración si se permite.

Desktopography es un proyecto creado por diseñadores con el fin de crear wallpapers basados e inspirados en temas topológicos, osease, lugares al aire libre. Los wallpapers van desde paisajes verdes hasta fantasías flotantes, todos con una gran calidad y hay para todos los gustos.

El sitio cuenta con 5 exposiciones, una por cada año desde el 2004 y solo exhibe trabajos de diseñadores invitados, pero también abre las puertas a aquellos diseñadores que crean que su trabajo vale la pena, claro que tendrán que probarlo con una muestra de su portafolio.

Los dejo con el mensaje de la visión de este proyecto y unos cuantos wallpapers que me agradaron para compartirlos con ustedes.

“What we see everyday can affect our mood and state of mind, enhance your desktop with a wallpaper creation from desktopography and feel the essence of nature and the outdoor existence on your computer. Bring tranquility to your desktop, feel the wilderness and give your background a breath of fresh air…”

Ahora en Español (para los burros que no han querido aprender Ingles):

“Lo que vemos cada día puede afectar nuestro humor y estado mental, mejora tu escritorio con uno de los wallpaper creados por desktopography y siente la esencia de la naturaleza y la existencia mundo exterior libre en tu computadora. Trae tranquilidad a tu escritorio, siente la naturaleza y dale a tu fondo un respiro de aire fresco…”

-el explorador

NOTA: El de la luna en el fondo es el que escogí para mi computadora.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Tu Que Iluminabas Mi Vida.

Hoy te vi partir, justo en el momento en que más te necesitaba, vi como tu luz parpadeaba y mis ojos se estremecían ante tal hecho. Corrí de un lado a otro, apresurándome a tu desastroso final, impotente ante la realidad. Trate de acercarme para darte fuerza, pero mi debilidad sucumbía a la suplica. “Don’t Die!”, exclamé, levanté mis manos y brazos al cielo, sin perder vista tu figura, “Don’t Die! Not Now That I Need You!”. Y con una ultima chispa, te desvaneciste. No pude evitar reprochártelo, así como después no pude evitar culpar a Dios de conspirar al arrebatarte de mi, aun no puedo dejar Descansa en paz… Foco de luz blanca de 100 watts.

Este escrito esta basado en la vida real… es en serio, yo solo quería prepararme algo de cenar cuando el Foco de la cocina dejo de funcionar, le implore que no lo hiciera y aun así se murió, ¿por qué?¿por que me dejo el maldito? Pero no importa, aun así logre hacerme un par de huevos fritos con jamón y calentar dos tortillas de harina, Foco, lamento decirlo, pero ya te superé.

-el imprudente

NOTA: Mañana serán los funerales de Foco.