miércoles, 29 de julio de 2009

Dr. Simi VS Seguro Social.

Para empezar este post les seré franco, ambos servicios apestan, pero hay que aclarar lo anterior, hay pestes a pestes. Hace poco me vi en la terrible necesidad mi seguro medico porque ya no me aceptan en el Magisterio, el seguro medico del cual era beneficiario por parte de mi madre durante tantos años, debido a que mi edad simplemente ya no me acreditaba para dicho servicio.


Lo complicado del asunto empieza cuando llega un día en el que me enfermo de gripe y yo no contaba con seguro medico, así que tuve que recurrir al Dr. Simi para curarme dicho malestar. Al entrar al “consultorio” me quede con cara de “WTF?”, no pude evitar notar lo sucio del lugar, sin mencionar lo raquítico del mismo, así que mi primera reacción fue revisar las manos del doctor tamaño tambo oxidado que se encontraba en el lugar. Básicamente fue una experiencia demasiado tensa para mí, un tipo que estaba acostumbrado a instalaciones iluminadas y con altos grados de higiene.


Así que después de este suceso, me decidí a tramitar mi seguro medico, también motivado por el hecho de los puntos de infonavit y sus etcéteras (no me pregunten de esto, en realidad son ideas que mis padres me comentaron y que simplemente no discutí). Después de unos cuantos días de haber hecho el tramite, me lastimo una rodilla por… pendejo (¿Por qué otra cosa iba a ser?), asi que acudo feliz, contento y con un sueño de la chingada a mi consultorio, porque uno se tiene que despertar muy temprano para agandallar lugar. La espera fue enorme, pero advertido por la sabiduría de mi padre, me equipé con un libro y mi fiel iPod, lo que hizo muy amena la espera. Por fin llego mi turno y mi decepción fue grande muy grande, tan grande como las tetas de Pamela Anderson, el consultorio tenia un gran parecido a los consultorios del Dr. Simi… incluso con la publicidad antigua de medicamentos que probablemente ya ni existen. Tambien me hicieron pasearme por la ciudad debido a que no funcionaba la maquina de rayos-x y tuve que irme a otro hospital, hicieron mucho barullo para llegar a la conclusión de que tenia un golpe en la rodilla… en serio, esa fue su conclusión y para colmo hasta la fecha siento molestias.


Mis conclusiones de estos eventos son estas. Jamás dejes de tramitar tu seguro medico, aunque sea de lo más chafa, a la mera hora lo necesitaras. Si tienes algo sencillo como gripe, ve con Dr. Simi, no es caro y te tardas menos (mucho menos). En un empleo siempre pregunta por la clase de servicio medico que te ofrecen, se que muchas veces no tienes oportunidad de escoger trabajo, pero si algun dia se da el caso, este punto debe ser una de las piedras angulares. La higiene de los consultorios sí varia dependiendo de donde sea el servicio, lo que jamas cambiará, independientemente de que sea Dr. Simi, Seguro Social, Magisterio o el hospital más nice, es el hecho de que todos los doctores son unos mamones (minimo algo en el elitismo no ganó).


-el abuelo

NOTA: Extraño tanto al Magisterio, ahora me cuido más solo por el hecho de que no quiero volver ir a esos consultorios.

lunes, 20 de julio de 2009

Fuck, Fuck, Fuckety Fuck.

Sabes que la vida es injusta en muchas proporciones y formas, y sabes, al final del día, que eso es lo mas justo acerca de la vida, de que a todo mundo se chinga por igual. Pero admítelo, hay veces que no puedes evitar el pensamiento de querer retorcerle el cuello a uno de esos reguetonteros narcotraficantes, a uno de esos jodidos asaltantes nocturnos, a uno de los tantos violadores que salen de la cárcel por pagar una fianza, a uno de esos tantos.

¿Dónde esta Batman cuando se le necesita? Pos en los Yunaited Esteits, donde si le han de pagar bien. Ya mero veremos a Carlos Slim luchando contra el crimen y dios (con “d” minúscula) nos libre de verlo algún día en mallas, pero ¿A poco a veces no se siente uno con la necesidad de un superhéroe nativo? ¿O soy solo yo? ¿Acaso tengo algún tipo de fobia social? ¿Tal vez mi paranoia ya me ha chingado todo gramo de tranquilidad?

Un día leí en uno de esos chismografos virtuales que ahora se hacen, “¿Qué es lo más decepcionante?”, a lo que un tipo respondió “la traición”. Pero yo me quede pensando, realmente no es decepcionante la traición, porque realmente todas las personas te traicionan y eso no es decepcionante porque a final de cuentas, ya sabes que lo van a hacer… y al ver mi respuesta, me di cuenta de que estoy jodido.

Creo que tengo algo en contra de la humanidad, pero no es mi culpa, ella empezó primero y ni me dio tiempo de levantarle el dedo en señal de protesta. ¿Entonces que hago? Pos muy sencillo, hoy he decidido abrir el primer club de Agorafobicos Unidos, el único club donde no tienes que estarle hablando a otros, donde no tienes que convivir con otros y donde no te traicionaran otros porque no te tendrás que atener a su compañía. Todos los interesados pueden mandar su solicitud al mail oficial del club que obviamente no les daré para que no me anden hackeando después la cuenta o mandándome spam y/o virus.

De ahora en adelante, he decidido vivir a costa de la televisión, pero sin ver noticias o algo informativo acerca del mundo, me la pasare viendo MTV y VH1 y dejaré que mi cerebro se pudra, a que al cabo ni se necesita para sobrevivir en este mundo. En el trabajo me la pasare como vil zombie durante 8 horas seguidas, haciendo todo lo que se me pida, siempre y cuando no tenga que interactuar con gente, al menos hasta que obtenga un trabajo en el que pueda laborar desde mi casa. Solo mandaré mails de felicitación a mis parientes en esas fechas especiales, no pienso ir a fiestas donde se requiera saludar de mano o beso a las personas.

LO HE DECIDIDO, SERÉ LIBRE, SERÉ LIBRE DE TODA ETIQUETA SOCIAL, DE TODO MIEDO Y PREOCUPACIÓN A SER LASTIMADO, ME LIBERARÉ Y LO ÚNICO TENGO QUE HACER ES CONDENARME AL AISLAMIENTO ¡¡¡¡SOLO ESO!!!! SOLAMENTE TENGO QUE HACER ESO, GRACIAS dIOS (CON “d” MINÚSCULA), POR DEJARME VER QUE MI LIBERTAD YACE EN LA COMODIDAD DE MI PROPIA ENAJENACIÓN, POR FIN DESCANSARÉ EN PAZ ¡¡¡VIVA AGORAFOBICOS UNIDOS!!!

-el abuelo

NOTA: En estos momentos tengo la visita de 8 parientes, lo que hace un total de 12 personas en mi casa.