sábado, 20 de junio de 2009

Parafernalia.

Existen cosas a las que tomamos cariño, seamos materialistas o no, simplemente no puedes evitar sentir la incapacidad para desligarte de estos objetos, en mi caso son varios, pero he encontrado los más significativos. En esta lista omití los que tengan un valor monetario elevado debido a que la sola idea de que gasté mucho dinero en ellos, ya me hace sentir mucho cariño por ellos (yo le llamo cariño por default, es el equivalente a que una persona te regale algo muy caro).

Mis diarios.

Llevo tres años haciendo diario, los primero dos años están divididos en dos libretas. Al principio esto surgió como un ejercicio de memoria, donde no apuntaba mas que cosas importantes que quisiera recordar después, pero con el tiempo empecé a detallar lo que hacia en el día. Lo mejor de estos libritos es que funciono para ayudar a mi memoria, a la fecha puedo dejar de escribir 5 días seguidos y poder apuntar lo que hice en un solo intento. También me han servido para librarme de líos y a la vez como recuerdo, son la onda.

Mis juguetes de papel.

Amo estas cosas, soy adicto a armarlas y me encantan los diseños, mi favorita es la Catrina y ahora entiendo que estas cosas se deben imprimir con la mayor calidad para que al momento de doblar no se marquen de blanco las partes dobladas. Muchos de los juguetes son sencillos pero los que más me gustan son con los que mas batallo, el mas difícil ha sido el Pikachu.

Mis juguetes.

Amo los juguetes… me refiero a juguetes normales, y ni se atrevan a verme raro, estoy seguro que deben tener algún juguete decorando su cuarto. Tengo varios juguetes, la mayoría son resultado de mi etapa Otaku (fue solo una etapa… con sus respectivas secuelas) así que tengo muchas figuras de series japonesas, pero realmente los tres juguetes de la foto son mis favoritos, en especial el caballo de madera, lo que me ha inspirado para querer aprender carpintería y crear juguetes de madera, claro que como no hay carreras en eso, pos no me ha sido posible todavía, pero espero encontrar pronto donde aprender.

Mi sombrero.

Me gustan los sombreros al estilo de las películas de los gángsteres, los de las épocas antiguas de los ingleses, clásicos y de abuelito, pero no había podido tener uno porque mi cabeza es enorme y no hay sombreros de mi talla. Una amiga encontró este gigante sombrero y me lo compro, talvez no se de la mejor calidad, ni nada especial, pero me encanta… y es la onda porque fue gratis.

-el yo

NOTA: En mis objetos de cariño por default están mi laptop y mi iPod

2 comentarios:

CRUDO dijo...

mmmh eres raro y mira que lo digo yo jajaja, no te creas, cada quien sus cosas, y soy bien destructivo y descuidado, asi que no tengo nada asi como tu

Grifit dijo...

RETROTRAGANDO:

CRUDO: jajajaja no tienes idea cuan raro soy, jajajjaja