viernes, 9 de enero de 2009

Consejos Que VERDADERAMENTE Te Ayudan A Cumplir Tus Propósitos De Año Nuevo.

Tener propósitos para el año es siempre una señal de madurez y fortaleza, no se dejen engañar por aquellos que dicen lo contrario, realmente el poder del propósito no tiene limites… sin embargo, no quita para nada lo frustrante del asunto, por eso me uno a aquellos que buscan atajos para la satisfacción anual con consejos que verdaderamente funcionan.

El primero y más importante… NO LOS HAGAS EN ENERO. Enero es un mes diseñado especialmente para destruir cualquier intento de logro, mira tu cartera y dime si miento, atrévete. Si quieres adquirir algo nuevo, no hay dinero para comprarlo; si quieres regalar algo a alguien, no hay dinero; si quieres estructurar tu cuerpo a una forma decente, no hay dinero para el gimnasio; si quieres comer menos… bueno, talvez ese lo logres porque NO HAY DINERO PARA LA COMIDA (aunque si conoces a mucha gente, de seguro las posadas salvaran tu vida). Los propósitos son para todo el año, así que no hay prisa, date unos dos meses de vacaciones de los del año anterior, además de que te da perspectiva para pensar en nuevos.

Siempre ten muchos propósitos, eso de tener uno solo o dos es absurdo, por eso la gente se frustra cuando no los cumplen porque ponen mucha energía y esfuerzo en una sola cosa. Cuando se tienen muchos, la probabilidad de lograr aunque sea uno aumenta, así el mal sabor de boca de los propósitos no cumplidos desaparece rápidamente.

¡¡¡¡Se realista!!!! Por amor al diablo, si eres una pinche ballena ni siquiera pienses en ponerte el propósito de adquirir la figura de Nicole Kidman; si en tu vida has hecho deporte, no empieces a comprar equipo deportivo para entrar a alguna de esas actividades creadas por Satanás; si eres una mierda de persona, no te atrevas ni siquiera en blasfemar contra tu propia naturaleza y pensar en caridad (a menos claro que todo sea parte de una cuartada para lavar dinero de tus negocios ilícitos).

No hagas todos tus propósitos inalcanzables o muy difíciles, recuerda que las grandes pirámides están formadas por piedras más pequeñas. Coloca uno que otro propósito que no sea de tanta relevancia pero que igual te ayudara a estimular tus avances, incluso pon uno que otro de naturaleza trivial, es valido, totalmente.

Nunca abandones un propósito, aquellos que no lograste el año pasado, vuélvelos a integrar a tu nueva lista, veras que hasta te resultan más fáciles de realizar. Incluso muchos de tus propósitos pasados pueden generar nuevos… no los desaproveches.

Si un propósito aparece en medio de la nada, TÓMALO, no importa que no sea año nuevo, siempre debes aprovechar cualquier oportunidad de mejorar tu propia persona/vida/cocina.

Es todo lo que se me ocurre, cuando tenga mis propósitos los postearé… más o menos por alla de Abril.

-el optimista

NOTA: ¡¡¡¡Voten por el próximo mes mutante!!!!