viernes, 30 de mayo de 2008

Guía Práctica Para Casos De Emergencia.

Caso #1

Sale de un concierto y encuentra que su carro ha sido violado y despojado de su equipo de sonido y/o equipaje importante, usted debe:

  • Conservar la calma.
  • Revisar cuidadosamente que los papeles importantes se encuentren a salvo (papeles del carro, pasaporte, etc.).
  • Respirar hondo.
  • Repetir el siguiente mantra espiritual: chinguen-su-madre (Hacer énfasis en madre).
Esto no le devolverá sus pertenencias y tampoco hará que se sienta mejor, pero así asegurará que sus acompañantes y todos alrededor sepan que le han robado y por lo tanto estará en un estado de tensión, ira y ánimo quejumbroso por un periodo aproximado de 24 horas.

Caso #2

Sube a su carro muy decidido a denunciar el plagio de sus cosas cuando a menos de dos metros se da cuenta de que le han ponchado una llanta, usted entonces debe:

  • Bajar del auto.
  • Revisar su llanta meticulosamente.
  • Voltear al cielo con cara de que una paloma le acaba de cagar en la cara.
  • Volver a revisar su llanta.
  • Voltear al cielo con lasa manos en la cabeza.
  • Rezar una blasfemia disfrazada de gruñido impotente.

Este es el proceso que debe de seguir si es que se quiere dar cuenta de que su llanta esta ponchada, si decide no darse cuenta, su ponchada rueda le dará un incentivo a hacerlo. Así que es mejor salir del estado de negación lo más rápido posible.

Caso #3

Recurre a su cajuela para cambiar la llanta desinflada y se da cuenta de que ha olvidado de subir las herramientas para hacerlo… incluyendo la llanta de repuesto. Entonces usted debe:

  • Extender la palma de su mano.
  • Levantarla al nivel del pecho.
  • Estamparla estrepitosamente contra su frente.

Este paso es para recordarle y reafirmarle que es usted un completo asno…

Caso #4

Espera sentado en la banqueta a que su Súper Amigo (al que siempre le habla en casos de emergencia) haga su entrada triunfal y venga a rescatarlo cual princesa de poca inteligencia de videojuego clásico, cuando se le ocurre meditar sobre lo sucedido y empezar a culparse con frases como “¿Por qué me estacioné ahí?” o “Solamente a mi se me ocurre”. Entonces usted debe:

  • Esperar.
  • Respirar.
  • Esperar más (porque su amigo será bien buena onda pero es una pinche tortuga).
  • Esperar….
  • Divisar a su amigo ante su llegada.
  • Llorar como vil mariquita ¡¡¡¡Cambiar la pinche llanta!!!!

Para el final de esta etapa se dará cuenta que no vale ni la mierda que día con día fabrica su sistema digestivo, por lo que le deberá las nalgas a su amigo por el resto de su vida… o hasta que a él le ocurra algo semejante y sea usted el que le salve el trasero.

Caso #5

Esta usted placidamente dormido cuando recibe una llamada de un amigo de que le han desvalijado el carro, le han ponchado una llanta y de que no tiene como cambiarla por si solo, por lo que usted:

  • Blasfema contra el estupido de su amigo.
  • Se cambia de ropa lo más lento posible.
  • Se sube a su carro y conduce a velocidad abuelita (que se espere el pendejo).
  • Encuentra a su amigo y le ayuda a toda costa arreglar dicho problema.
  • Le ve la cara de alma en pena.
  • Lo lleva al centro alcohólico más cercano para emborracharse hasta que se le pase el mal rato.

Para este momento usted se dará cuenta de que el desgraciado le debe un gran favor por lo que el decirle que acaba de acostarse con su hermana no sonara como un gran pecado.

- el profe

NOTA: Inspirado en la chocoaventura que tuvimos al salir del concierto de Ely Guerra, jejejeje.

sábado, 24 de mayo de 2008

Políticamente Incorrecto

El Miércoles de esta semana tuvimos una visita al Instituto Down de Saltillo, un pequeño rancho allá por “hasta la chingada” esquina con “no me importa”. El edificio, como muchos de otros de esta misma índole, se encontraba en mal estado (no en un estado pésimo pero en definitiva no el optimo), los salones eran pequeños (aunque no era necesario más espacio), los materiales no son los mejores (aunque los necesarios se procuraba su mejor estado). A pesar de todo esto se notaba que todos los involucrados intentaban lo mejor para el bienestar de los alumnos, a decir verdad, me fui muy satisfecho de la visita en cuanto al Instituto se refiere. ¿Entonces? ¿Cuál es mi queja de hoy? (Porque siempre escribo para quejarme) Esta vez la raíz de mis problemas vienen de mis propios compañeros.

Durante la visita, se habló mucho de discriminación y el deseo de estas personas a ser tratadas con igualdad y un mínimo de respeto (lo mismo de siempre), el evento molesto llego cuando una pareja de personas Down empezaron a decirnos que eran novios y cuando el hombre confesó su amor por ella. Algunos de mis compañeros reían por aquellas palabras, otros hacían ruidos como “aaahhhh” u “oooohhh”. Sinceramente ¿Ustedes hacen alguno de esos ruidos o gestos cuando se los dice una persona “normal”? A veces considero esa clase de expresiones como “Aaaaaaayyy, ¡Cosita! Miren al pequeño retrasado, también puede sentir como la gente normal” o “Mira nada más, ¿Quién diría que se podrían comportar como nosotros?”.

No me vengan con que soy un exagerado, estoy muy consiente de la naturaleza de esas expresiones, es decir, son simples respuestas a su sensibilidad, lo cual se traduce como ignorancia, no porque sean sensibles sino porque para ellos es tan desconocido el mundo de la gente Down que les causa una impresión como esa. Probablemente yo actuaría igual si el mundo Down me hubiera sido tan indiferente, pero el hecho es, que sin tener amigos, parientes o cualquier cosa relacionada con una enfermedad o retraso mental, yo tengo una conciencia un poco más abierta a esto y no solo yo, también mi hermano y unos cuantos de mis amigos (OK, aquí ya me pase de arrogante pero lo necesitaba para aclarar el punto).

Ya no voy a seguir con el tema porque además de que se me derrama la bilis, me molestan muchos los temas de “igualdad”, “tolerancia” y ese tipo de pendejadas, solo les diré que si alguna vez están cerca de este tipo de personas NO HAGAN RUIDOS RAROS, ellos también pueden interpretarlo como que se están burlando de ellos, porque lo que dicen lo hacen de forma seria, no para su entretenimiento personal… ¡¡¡PERROS!!!

- el abuelo

NOTA: Ya me siento mejor :) .

viernes, 16 de mayo de 2008

Adicto Al iPod.

Si, si, si, hace ya como un par de meses que soy uno de los miles de usuarios del iPod, debo de admitir que al inicio estaba renuente a usar este aparato, no a los mp3 portátiles, al ipod en especifico, nunca me ha gustado el iTunes, incluso ahora me peleo con él por hacerme tan lenta la computadora y la conexión a Internet (esta ultima es mera especulación mía pero la verdad si he sentido diferencia). Pero después de pasar mis tardes y mañanas en los autobuses sin tener que escuchar el reguetontero de la comunidad que utiliza el transporte publico, me he enamorado perdidamente de él, aunque la verdad tampoco he probado las mieles de otro tipo de mp3 portátiles (se esperan sus recomendaciones en los comentarios).

Los que ya saben de mi, no les sorprenderá mi frikidez para la organización de mi música, la cual debe tener su respectiva portada, letra, datos y todo de forma bien correcta, para que se den una idea: el título de la canción e intérprete siempre, cada palabra que lo conforma, debe escribirse con mayúscula. Ejemplo: The mating game de Bitter:sweet es simplemente inaceptable, por lo que la forma correcta es, The Mating Game de Bitter:Sweet. Esta misma regla aplica para la letra de las canciones, cada palabra debe empezar con mayúscula (gracias al Word y sus funciones óptimas para frikis como yo). Las imágenes de portada deben de ser iguales en el ancho como en el alto, o de lo contrario serán editadas sin importar la deformación que eso provoque, el tamaño mínimo será de 300x300 y el máximo de 500x500. Las letras deben escribirse tal cual viene en la canción, nada de atajos como “(coro)”, “(puente)”, “(x2)”, etc.

Así tengo muchas reglas, deberían ver cuando organizo mi música en la computadora, es todavía peor. Ahora estoy pensando en un proyecto para las vacaciones, quiero ponerle una imagen a mis canciones favoritas hecha por mi… a cada una de ellas, pero eso será hasta un par de semanas y con ello tendré mi pretexto para hacer un nuevo blog (aunque solo será un blog de temporada).

Ahora les dejaré una tarea muy importante, porque quiero expandir mis horizontes en música, así que denme sus recomendaciones para el iPod, el juego esta en que solo me pueden recomendar una canción y solo una canción (las demás las ignoraré por no cumplir con el estándar requerido de mi obsesión) y acuérdense de ponerle el interprete que tampoco soy adivino.

- el obsesivo

NOTA: Lo que me sigue cagando del iPod es que no se puede escribir su primer letra con mayúscula ¡¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOO!!!!!

viernes, 9 de mayo de 2008

La Muerte… Tan Antigua Que Aburre.

Recientemente me pidieron en una clase, hacer un ensayo sobre la muerte, algo para psicología existencial (lo más cercano a filosofía dentro de esta ciencia… me caga la filosofía), así que meditabundo, estaba yo, comiendo mocos frente a mi computador, entonces comencé a inspirarme y a crear un ensayo alrededor de la mistificante huesuda… lamentablemente me di cuenta de que el texto era muy avanzado para su tiempo, muy soez y arriesgado para poder entregarlo (muy corto de términos católicos necesarios para el beneplácito de mi tutor educativo), así que pasó a mejor vida, al Valhala de las buenas ideas y de las letras prohibidas. El trabajo fue reducido a un vil copy-paste que tanto me gustan, lo más probable es que me gane un regaño por dicha osadía, pero la maestra me ama (como debe de ser).

Así, pensando sobre la eternidad de la nada, me postro ante ustedes y le pregunto… ¿de que chingados sirve hablar de la muerte… otra vez? En serio existe alguien a estas alturas que no comprende que de la muerte simplemente no se puede saber nada, algunos se atreverán a pensar: “vivimos la muerte a través de las perdidas que tenemos”, no mijos y mijas comemocos, a eso se le llama DUELO, no muerte. Si hay algo seguro en todo el tema de la muerte, es que nadie ha sobrevivido para contarlo y es aquí donde empezaran a contarme de gente que ha estado muerta minutos y hasta horas, pero no se hagan weyes, eso de la pinche luz blanca es puro marihuaneo religioso, el hecho de que tu corazón se pare, no quiere decir que tu cerebro lo hará al mismo tiempo, se descartan muchos factores por la comodidad del esoterismo.

Así que para resumir mi perspectiva de la muerte en nuestra gran cultura contemporánea (y no me refiero solamente a la mexicana), les digo:

“Nos preocupamos más por lo que hay en el más allá,
Que se nos ha olvidado disfrutar el más acá”

Sabias palabras proferidas en una sesión intensa de meditación (es decir, durante una cruda).

- el ermitaño.

NOTA: Post corto para tiempo corto e inspiración corta… lo siento ¡¡¡ES LA RECESIÓN DE VERANO!!!